Ella Capítulo 2 : La taberna.

Vanellope subió en el tren,decidida a encontrar a sus amigos.
El viaje no fue muy largo y terminaba a las puertas de un edificio enorme.
Se bajó del tren y entró.
¡Madre mía que jaleo había dentro!
Personajes sin fin,subían y bajaban escaleras,recorrían pasillos,entraban y salían de puertas,bebían o comían y había alguno que hasta cantaba,bailaba y tocara algún instrumento.
Se ve que tras una larga temporada de trabajo,la gente se lo quería pasar bien.
Vanellope andaba a la vez que bailaba al ritmo de esa música tan animada.
Cuando estaba a diez centímetros de una banqueta libre en la primera barra,todo empezó a darle vueltas.
Sintió que el corazón se le escapaba,se puso sorda,se rodeó la barriga con los brazos,tuvo que poner la pierna izquierda cinco centímetros hacia atrás para no perder el equilibrio y pegó la barbilla al pecho.
Una gran punzada de dolor en el estómago le hizo hiperventilar despacio y cogiendo mucho aire.
Un terrible dolor le recorrió todo el cuerpo empezando desde la barriga.
Sentía que empezaba a temblar y las fuerzas le fallaban.
Tres segundos más tarde,empezó a escuchar de nuevo el barullo y la música.
Poco a poco se iba recuperando y aquel dolor tan insoportable volvió a su barriga,pero con mucha menos fuerza.
Vanellope levantó la cabeza.La banqueta seguía vacía y,con tanta gente nadie se había percatado de lo que le acababa de pasar,ni de la banqueta libre.
Tras un rato intentando subir a la banqueta,que estaba demasiado alta para ella,consiguió subir.
Tras sentarse bien empezó a buscar con la mirada a Ralph,Félix y Calhoun.
Una voz cansada y enfadada casi la tira de la banqueta del susto.
- ¿Quieres algo?
Vanellope miró hacia el hombre.
Era gordo y bajito,con un bigote espeso y negro,con el pelo del mismo color.
La ropa era la típica de los camareros.
Tenía unas ojeras que le llegaban casi a la nariz.Se veía que estaba cansado,pero no cerraba porque seguro que se estaba haciendo de oro.
Vanellope : ¿Yo?
- Si,tú
Vanellope : Yo no quiero nada.Sólo estoy buscando a unos amigos.
- Aquí pides algo,o te vas.
La voz sonaba agresiva y desagradable,seguro que del cansancio.
Vanellope decidió no calentarlo más y cogió la carta de bebidas,mientras se presionaba con dos dedos la barriga.
La carta contenía unos nombres rarísimos.
¿Jugo de oveja de sueño? ¿Zumo de caramelos pochos? ¿Café de miel blanca?
Lo único que se leía bien era "cerveza".
Pero Vanellope se negó a tomarla.
Siguió buscando con la mirada desesperada ALGO que fuera NORMAL.
Tras unos instantes,tiró la carta hacia un lado de la barra y con una sonrisa forzada preguntó.
Vanellope : ¿Qué me recomiendas?
- ¿A ti?Un zumo de manzana rojiamariazul.
Vanellope : Pues muy bien.
El hombre se retiró para prepararle el zumo.
Vanellope vio como sacaba una manzana de color roja,azul y amarilla.
Se quedó fascinada.
Se empezó a oír la canción "Preparados para volar" de Los Cuervos y Vanellope empezó a cantarla bajito mientras pegaba pequeños saltos en su banqueta.
Vanellope : No podrán nuestro ritmo seguir,chupando ruedas siempre tendrán que ir.Somos muy duros de pelar y nuestra música es muy radical.Ayer...
Un golpe la sacó del entorno.
Le habían plantado delante una copa hasta arriba de un zumo de tres colores.Adornado con una cereza encima.
Vanellope : Emmm...gracias.¿Cuánto te debo?
- Dos monedas de oro y una de plata.
Vanellope sacó de la mochila una pequeña bolsa de cuero y rebuscó en ella hasta sacar lo que debía.
Tras pagarle el hombre se fue a atender a otros clientes.
Vanellope cerró la bolsa y la guardó.
Se quedó mirando el extraño zumo multicolor,cogió la copa y la agitó un poco.
Nada,los colores no se habían movido de sitio,ni siquiera se habían mezclado.
Vanellope curiosa empezó a absorber por la pajita.
Vanellope : ¡Caramelos de melón!¡Esto está riquísimo!
Empezó a beber hasta que no quedó nada.
Se comió la cereza.
Giró la cabeza y vio a sus amigos salir de allí.
Vanellope se bajó corriendo de la banqueta.
Tras haber dado siete pasos,le pasó lo mismo que antes,pero esta vez todo se volvió borroso y después negro.
Vanellope cayó al suelo inconsciente,boca abajo.
Ella empezó ha abrir los ojos poco a poco y con mucha dificultad,al principio solo veía manchas borrosas.
Luego su vista se fue recuperando y vio un grupo de cabezas sobre ella que soltaban comentarios.
- ¿Qué le habrá pasado?
- Seguro que ha bebido demasiado.
- ¿Quién es?Nunca la había visto por aquí.
- Está con los ojos abiertos.
- Claro,para eso la hemos puesto boca arriba.
- ¡Ssssh!¡Que esta despierta!
Vanellope : ¿Qué ha pasado?
- Llevas media hora inconsciente.
Vanellope : ¡Aggh!
Tras dar las gracias,salió de la taberna y montó en el tren de vuelta a la estación central.
Un torbellino de pensamientos giraba en torno a su cabeza.
Preguntas,que aún no tenían respuesta.